2 de abril, día mundial del autismo

Este día, ya hace mucho tiempo que tiene un significado muy importante para mí. En mi corazón, siempre quedará la huella de aquellos alumnos y maestros con las que he compartido enseñanza y me han enseñado tanto sobre diversidad funcional.

Hoy en día, soy maestra de primaria en primero y segundo curso pero siempre he sido maestra de Pedagogía Terapéutica en centros de educación especial y he dedicado mucho tiempo a trabajar con personas con autismo.

Cuando me dieron la plaza en primaria, pensé: Pero,…¿ yo sabré ser buena maestra de primaria?, ¿Cómo voy a dejar a mis alumnos y alumnas con diversidad funcional?

He de reconocer que al principio me agobié, tenía que valorar que el cambio valía la pena por el tiempo que podía disfrutar con mis hijos, pero… y mi carrera de pedagogía terapéutica, se tenía que quedar guardada en un cajón.

Pero, una gran amiga me hizo una pregunta que me dio mucho que pensar: ¿Dónde vas a ayudar más a los niños y niñas que desde dentro de las aulas? Esa es la verdadera inclusión.

Y cuanta razón tenía, yo creo en la necesidad de la inclusión, de que todo el mundo tiene derecho a una educación de calidad y que cada cual debe poder elegir el centro que más le guste acorde a las características de su hijo/a, nadie debe elegir por nosotros donde escolarizamos a nuestros hijos.

Y así, hoy en día, disfruto mucho siendo maestra de primaria y de pedagogía terapéutica dentro de mi aula, haciendo inclusión con los diferentes alumnos que me voy encontrando en cada promoción.  Siempre intentando hacerlo lo mejor que sé.

Todos los años, cuando se celebra un día importante para las personas con diversidad funcional, aprovecho estas fechas para explicarles a mis alumnos algunas características de las diferentes discapacidades.

Esta semana pasada, aprovechamos para aprender qué es el autismo y cuales son sus capacidades. Este año hemos hecho este dibujo en el que han participado todos los alumnos del aula.

También, aprovechando que un gran amigo, de la Falla Plaça Jesús nos ha regalado la revista de presentación de su falla infantil pudimos hablar de los pictogramas que aparecen en ella.

Por cierto, nos encantó a toda la clase porque el “llibret” de la falla infantil, es un cuento muy divertido para interactuar con el lector, que cuenta una historia sobre un gusano un poco tímido.

He de reconocer que me sorprendió gratamente, el gran trabajo que hace esta Falla.

En el “llibret”, desde hace años, se explican todas las actividades haciendo uso de pictogramas.

Nosotros aprovechamos los pictogramas para explicar cómo esa pequeña información visual nos puede ayudar a entender lo que ocurre a nuestro alrededor. Y así entender un poquito más el mundo de las personas con autismo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: